La publicidad de las casas de apuestas en LaLiga llega a su...

La publicidad de las casas de apuestas en LaLiga llega a su fin

0
Compartir
Apuestas Jornada 6

2020 nos ha traído un montón de cosas, aunque por desgracia la mayoría malas… entre confinamientos, contagios masivos, restricciones y demás, estoy seguro de que no soy el único en decir que este año ha sido visto y no visto. Nadie se ha librado, ni siquiera las competiciones deportivas: además de tener que suspender la mayoría de ellas y que, a día de hoy, muchas sigan celebrándose sin público, los equipos de fútbol sufrieron otro revés: en cuanto termine la liga de 2021 no podrá mostrarse publicidad de casas de apuestas en camisetas, estadios ni ningún otro lugar visible, entre otras muchas prohibiciones…

El Real Decreto de la discordia

En nuestro país el golpe es especialmente duro puesto que el juego online supone una cantidad considerable de ingresos. Hay infinidad de casas de apuestas (por cierto, podrás ver una lista detallada de las mejores casas de apuestas en España aquí) y varias pagan una cantidad considerable por aparecer en camisetas o estadios.

Pero el Real Decreto que regula todo esto no se limita a esto, ¡qué va! Entre las muchas otras prohibiciones que instaura se encuentran la de no poder emitir publicidad audiovisual del juego a cualquier hora, excepto entre la 1 y las 5 de la mañana, se prohíben los bonos de bienvenida y de cualquier otro tipo, se prohíbe que aparezcan personajes famosos anunciando casas de apuestas… en fin, un número considerable de cosas.

Lo curioso es que esto solo afecta a las casas de apuestas: aquellas reguladas o controladas por el Estado, como las loterías, por ejemplo, se libran y podrán seguir publicitándose normalmente. Desde aquí no le encontramos demasiado sentido, pero suponemos que los legisladores habrán considerado todo esto antes de la publicación del Real Decreto.

La entrada en vigor y el fin de la publicidad

En un principio, este Real Decreto iba a entrar en vigor de manera inmediata, tras su publicación en el BOE. Pero, claro, esto hubiese implicado unas pérdidas superiores a los 90 millones de euros en un año en el que todavía no se puede asistir físicamente a los estadios y en el que los equipos ya acumulan enormes pérdidas por culpa de la pandemia.

De hecho, el ministerio de Consumo envió el pasado mes de octubre una carta a los 25 clubes profesionales con patrocinios en el que se les avisa de que “en los próximos días estará prohibida toda relación comercial que tenga como objetivo establecer un patrocinio deportivo por parte de empresas vinculadas a las apuestas deportivas” y de que “los contratos aún vigentes deberán cancelarse tan pronto como venza el periodo de transitoriedad incluido en el propio Real Decreto, que nunca será superior a la duración de la presente temporada deportiva”.

De esos 25, los clubes afectados en Primera División que tienen entre sus patrocinadores a empresas del sector del juego esta temporada son 13: Sevilla, Valencia, Betis, Granada, Levante, Alavés y Cádiz las llevan como patrocinadores principales en sus camisetas, mientras que Athletic, Getafe, Celta, Real Madrid, Elche y Osasuna los tienen entre su plantel de sponsor. Casi nada. La mayoría de los clubes han solicitado una moratoria similar a la que se introdujo en la ley del tabaco (3 años), pero no parece que el ministerio vaya a ceder en esto, y habla de que ya ha dado muestras de buena voluntad no obligando a la cancelación inmediata y permitiendo que acabe esta temporada.

Sin apuestas deportivas a partir de 2021

Javier Tebas - Casas de ApuestasComo es natural, todo esto ha levantado un gran revuelo. El propio presidente de LaLiga, Javier Tebas, comentó que se iba a intentar que hubiera un periodo de transición, pero el ministerio no parecía estar muy por la labor. Y es que, indicaba que “es un tema que había que regular, pero no prohibir. Creo que hay bastante demagogia en este aspecto y es incoherente, porque se seguirán viendo eventos con publicidad de casas de apuestas, como el pasado GP de Portugal de F-1, patrocinado por una casa de apuestas. Otras grandes industrias del deporte, como la Fórmula 1, tendrán ventaja contra nosotros”. Es, desde luego, un punto válido.

Este año ha sido muy duro para los clubes deportivos y, especialmente, los de fútbol. Por ejemplo, el Valencia ha vendido prácticamente a medio equipo titular y no ha fichado a nadie, y está disputando esta temporada con “lo puesto”: varios futbolistas del filial subidos al primer equipo a toda prisa, ciertos veteranos de la cantera como Carlos Soler y José Luis Gayà y algunos de los que se espera mucho como Maxi Gómez o Gonçalo Guedes. Es una apuesta muy peligrosa a la hora de competir, por ello está por ver si se refuerzan en el mercado de invierno o, por el contrario, siguen vendiendo lo poco salvable que les queda.

Otros equipos como el Real Madrid tampoco se reforzaron durante el pasado mercado de verano y no parece que lo vayan a hacer tampoco en la ventana de invierno. Obviamente, al actual campeón de liga estas cosas le afectan menos, pero es indicativo de las dificultades que atraviesan los clubes a la hora de poder reforzarse.

¿Y qué pasará si…?

Ahora pongámonos en la piel de un operador o club que se la juega y decide mostrar publicidad en la camiseta una vez haya comenzado la temporada 2021/2022. Pues para los operadores la ley es clara al respecto: Se aplicará el régimen sancionador de la Ley 13/2011, de regulación del juego. Los incumplimientos serán del tipo grave y los operadores podrán ser sancionados con multa de entre 100.000 y un millón de euros y con la suspensión de su actividad en España por un plazo máximo de seis meses. Es decir, poca broma al respecto.

En este momento, no podemos más que especular qué tipo de publicidad llevarán los clubes de fútbol de cara al año que viene, cuando la pandemia haya terminado por fin y el público pueda volver a los estadios. Seguramente, al igual que ha pasado con el mundo en general durante 2020, hayan cambiado muchas cosas y veremos que los estadios no tendrán nada que ver con lo que habíamos visto hasta ahora, en lo referente a la distancia de seguridad o la retirada de la publicidad de las apuestas. Imaginamos que, como siempre, será cuestión de acostumbrarse. Lo que no nos quitará nadie son las ganas de volver, ¡contamos los días para poder estar de nuevo en las gradas apoyando a nuestro equipo!

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.