Inicio Apuestas Deportivas Un João Félix de ensueño desata la locura en el Wanda Metropolitano

Un João Félix de ensueño desata la locura en el Wanda Metropolitano

11
Joao Félix

Fue la gran noche europea de Joao Félix. El partido de ida en octavos de final que enfrentó al Atlético de Madrid contra el Manchester United volvió a ser uno de esos escenarios que no se olvidan fácilmente cuando uno los protagoniza. Esta vez le tocó al portugués, que demostró una vez más que sigue enrachado en las citas importantes, sellando un encuentro en el que hubo que tirar de faltas constantes para poder detenerlo.

Supo moverse bien el delantero rojiblanco entre líneas, en una danza táctica que resultó ser un verdadero dolor de cabeza para los centrales y los centrocampistas defensivos. Nunca tuvo claro el equipo inglés cómo fijar la posición de Joao, que con espacio por delante supo cuajar un partido casi redondo. Desafortunadamente, no bastó ni con esto ni con el golazo tempranero que marcó, y es que los reds devils lograron empatar el partido con un gol de Elanga que deja la eliminatoria completamente abierta. Habrá que esperar a la vuelta, el 15 de marzo en Old Trafford, para conocer el desenlace. Mientras tanto, los primeros pronósticos ya se dejan ver por las mejores casas de apuestas, donde los ingleses parten como favoritos tras haber anotado en el Wanda y por jugar en casa ante un rival que todavía está falto de regularidad.

A pesar del bajón anímico que siempre encierran estas situaciones, lo cierto es que bien merece la pena rescatar la actuación del portugués que, en sintonía con Lodi, dejó claro que está capacitado para ponerse al frente del equipo. A los siete minutos del pitido inicial, Lodi recuperaba un rechace tras un saque de esquina a favor y colocaba desde el costado izquierdo un centro medido y tenso en el punto de penalti. Allí estaba Joao, intuitivo y contundente, para rematar de cabeza y casi en posición horizontal la asistencia de su compañero, consiguiendo así batir a De Gea después de que la pelota golpeara en el poste derecho del guardameta. Intervención limpísima del internacional del Atleti que servía no sólo para poner distancia en el marcador, sino para ganar confianza en sí mismo y despuntar sobre el resto de jugadores a lo largo de todo el encuentro.

Un Joao Félix de dulce

Se gustó Joao Félix. Consiguió poner en marcha el desparpajo y el atrevimiento futbolístico que se le reclama en el campo. Volvió su mejor cara, siempre a base de rigor táctico en la presión y con un alto despliegue de calidad en los avances ofensivos. Ante tal reparto de técnica, inteligencia posicional y verticalidad en la zona de tres cuartos, la defensa inglesa tuvo que esforzarse al máximo para tratar de contener el acoso y la intimidación que el luso les estaba propinando. Trasmitió peligro y desborde en la mayoría de sus intervenciones, con y sin balón.

Ya en la segunda parte, lejos de esconderse y con el equipo pasando momentos críticos de desgaste, Joao decidió involucrarse en labores defensivas para oxigenar a un Atleti superado por un United cada vez más incisivo. Ahí estuvo el portugués, inagotable en sus bajadas y con un ritmo en las piernas que contribuyó mucho a reprimir el arreón de los de Ralf Rangnick. Más allá esto, continuó Félix con su recital a la hora del uno contra uno, casi en solitario y con gasolina en el depósito para seguir dejando nuevamente en apuros a la zaga rival. Agradeció el Manchester que Simeone lo sustituyera en el 76, cuatro minutos antes de que Anthony Elanga pusiera las tablas en el electrónico.

Fue controvertida la decisión del técnico argentino, que vio cómo la grada del Wanda Metropolitano aclamó de manera apabullante a Joao Félix mientras se retiraba del terreno de juego. Movimiento más que discutible el de Simeone, teniendo en cuenta sobre todo que el jugador estaba siendo determinante entre espacios y todavía muy enérgico en los retrocesos. La afición quería seguir disfrutando de él.

Los registros de cara al gol que firma Joao Félix en la Champions League son sobradamente más elevados que los que cosecha en Liga. No en vano, en la competición europea, que parecer ser el territorio en el que mejor se desenvuelve, ha logrado acumular 7 tantos en diecinueve partidos, mientras que sus cifras en la Santander señalan hasta la fecha 16 goles en 75 encuentros. Es justo poner de relieve su historial más reciente en Europa: fue el jugador más destacado frente al Leipzig, endosó un par de chicharros al Salzburgo, marcó contra el Bayern de Múnich y se hartó de asistir a sus compañeros en Anfield. Está claro que ha conseguido estar a la altura de las circunstancias y que tiene calidad en exceso para que el Cholo le otorgue definitivamente los galones que merece.

Licenciado en Periodismo. Me enamore de la profesión en una cabina de radio, donde pasé los primeros seis años de mi carrera en esRadio. Ejercí de redactor durante dos años en BeSoccer – Resultados de Fútbol. También fui jefe de prensa de El Palo Fútbol Club. Actualmente jefe de redacción de Jornada Perfecta.

11 Comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.